100 KILOS DE MARIHUANA IBAN A BORDO DE UN VEHÍCULO DE TRANSPORTE DE ENCOMIENDAS

LA DROGA ESTABA EN MEDIO DE OTRAS ENCOMIENDAS PARA PASAR DESAPERCIBIDA

100 kilos de marihuana que iban a bordo de un vehículo de carga fueron incautados por unidades de la Seccional de Tránsito y Transporte adscrito al departamento de Policía Caldas.

El procedimiento fue realizado en la via Manizales – Medellín en la mañana de este jueves, a la altura del kilómetro 75, jurisdicción del municipio de Marmato.

Las unidades de Policía ubicaron el camión perteneciente a una reconocida empresa de servicios de envío, cuando transitaba por la vía en los habituales controles que realiza la institución.

Los uniformados procedieron a efectuar el registro de rutina, abrieron la parte posterior del camión, entre las encomiendas que transportaban ubicaron tres cajas de cartón.

Al interior encontraron varios paquetes perfectamente empacados y forrados con plástico, luego al verificar su contenido constataron que era marihuana. La cantidad suficiente para el comercio y consumo de 100 mil dosis.

La policía investiga el origen y destino de la encomienda, la cual en la guia, tenia tenia Cali – Medellín.

En el procedimiento no se efecturaon capturas.

La instutución coloca sus ojos en especial en este corredor vial, siendo uno de los más utilizados por los traficantes de drogas. Para ello, los hombres entrenados para este tipo de procedimientos, logran detectar las diferentes modalidades de transporte.

El Estado es quien mantiene el control de las armas, el debate está en los salvoconductos especiales.

 
 

Así lo considera el analista político Néstor Rosanía, director ejecutivo del Centro de Estudios en Seguridad y Paz, quien mencionó que, por ejemplo, en el norte de Cauca, Catatumbo y Urabá hay muchos salvoconductos por ser zonas de alto riesgo, aunque esto se ha prestado para una cantidad de fenómenos delincuenciales paralelos. “Una persona armada no va a confrontar al grupo que lo está amenazando porque no tiene la capacidad de enfrentar estas estructuras”, señaló.

El directivo fue uno de los invitados, junto con otros expertos, al programa Observatorio de Gobierno Urbano que se transmite por UN Radio, para debatir sobre el porte y la tenencia de armas en Colombia.

Para algunos de ellos, es necesario que los ciudadanos puedan portar armas porque es un derecho a la seguridad personal, pero otros consideran que en el contexto colombiano es un riesgo armar a los civiles.

En el programa radial del Instituto de Estudios Urbanos (IEU) de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) también participó el abogado Edison Rafael Venera Lora, especialista en Alta Gerencia de la Defensa, quien sostiene que “toda normatividad debe garantizar los derechos fundamentales ligados a la dignidad humana y, a pesar de que ha sido objeto de debate, el porte de armas es un derecho personal a la seguridad aunque no esté dentro de la Constitución Política”.

El abogado hizo un llamado de atención a las autoridades que tienen la responsabilidad de atender el problema de seguridad, porque aunque los índices de seguridad aumentan, el pie de fuerza está disminuyendo. “Se presentan situaciones como la multa por el consumo de una empanada en la calle, que si bien es función de la Policía, hace que se desgasten en cosas que son menos prioritarias”, dijo.

En Colombia el porte y la tenencia de armas están prohibidos, pero un artículo permite las excepciones. El presidente Iván Duque Márquez, en diciembre de 2018, firmó el Decreto 2362 por medio del cual autoriza la adopción de las medidas necesarias para la suspensión general de los permisos para el porte de armas en todo el territorio de la nación, entre el 1° de enero y el 31 de diciembre de 2019. En febrero, el ministro de Defensa, Guillermo Botero Nieto, presentó la Directiva 06 de 2019 que regula la suspensión al porte de armas en Colombia y que deja claros los requisitos para que se tramiten los permisos especiales de porte regional o nacional.

Según una investigación del Centro de Estudios en Seguridad y Paz, en el país hay más muertos por intolerancia que por el conflicto armado. “Armar a los ciudadanos va a impactar directamente en los aumentos de los homicidios. También existe un mercado de alquiler de armas con salvoconducto, es inconveniente tercerizar la seguridad y generar la red de cooperantes que está proponiendo este gobierno, porque los civiles asumen las responsabilidades de las autoridades”, agregó el analista Rosanía.

Entre la norma y la práctica

Los dos expertos coincidieron en que la nueva normativa es muy similar a la que se ha estado implantando en el país. Para Venera, lo novedoso es la creación de unos comités regionales que autorizan esas excepciones, mientras que para Rosanía quedan vacíos y los riesgos de seguridad, porque una cosa es la norma y otra la práctica.

“Se debe fortalecer la Unidad Nacional de Protección, los esquemas de seguridad, los modelos de seguridad y la Policía, porque estamos en un país en el que hay descentralización de los grupos armados, aumento del conflicto urbano, y esto sería un elemento más para desestabilizar la seguridad”, concluyó el experto Rosanía.

Por su parte, el abogado Venera señaló que “diferenciar sería un acto discriminatorio con el ciudadano”, ya que “no es posible que el más pudiente pueda acceder y el que no tiene dinero, además de no ver un agente de Policía por su zona, tampoco pueda comprar el arma. Se supone que estamos en un Estado social de derecho que garantiza el derecho a la igualdad”, acotó el analista Venera.

Asamblea Accionistas CHEC – Informe Sostenibilidad 2018

El 13 de marzo se llevó a cabo la asamblea general de accionistas CHEC con una participación del 99,74% de sus accionistas. El gerente Jhon Jairo Granada Giraldo presentó el informe de gestión 2018, con “resultados altamente positivos o los mejores resultados en la historia de CHEC” según manifestó Juan Felipe Valencia Gaviria, vicepresidente comercial de EPM y también presidente de la Junta Directiva de CHEC.

“Como Grupo EPM estamos muy orgullosos de hacer parte de esta construcción de la historia del territorio; el resultado da cuenta de un equipo directivo comprometido y unos trabajadores que se la juegan todos los días para dar lo mejor de sí, de cara a las comunidades y los clientes. Siguen grandes retos y lo más importante es continuar construyendo un territorio sostenible y competitivo, que garantice que esta empresa permanezca generando bienestar en los clientes, usuarios y empleados”
manifestó Valencia Gaviria.

En la asamblea se presentaron los principales hechos relevantes del año 2018, indicadores de tipo económico, social y ambiental, informe de utilidades, estado de resultados financieros y se aprobó la distribución de dividendos para los accionistas.

El gerente de CHEC mencionó que “con 119 mil millones de utilidades, sumadas aotras utilidades que venían de años anteriores, se tendrá un reparto para los accionistas de casi 143 mil millones de dividendos. El departamento de Caldas a través de Inficaldas recibirá 23.600 mil millones de pesos, el municipio de Manizales a través de Infimanizales recibirá 3.995 millones de pesos, entre otros, como el Grupo EPM mayor accionista, recibirán proporcionalmente sus dividendos.”

En cuanto a inversión en infraestructura del servicio de energía, CHEC realizó en
2018, inversiones de 63 mil 923 millones de pesos. Para 2019 la inversión en
mejoramiento del servicio, calidad, seguridad y confiabilidad, será de 49 mil 300 millones de pesos; con esto CHEC busca cada vez menos interrupciones del servicio de energía, con menor duración y mejorar el servicio. Se están
desarrollando sistemas de inteligencia, con el fin de que las redes de energía se recuperen ellas mismas, se auto-reparen (redes inteligentes).
En cuanto a impacto social, CHEC continúa trabajando el frente de educación con 7.600 jóvenes matriculados como técnicos y tecnólogos en zonas rurales de Caldas y Risaralda, 1.545 jóvenes con el programa universidad en tu colegio en Manizales, entre otros programas de educación.