31 octubre, 2020

Gente & algo Mas TV y Radio Noticias

Información de Manizales, Caldas y Colombia para el mundo

EN LA PANDEMIA COVID , PRIMA EL CONCEPTO Y CRITERIO MEDICO Y NO LAS PRUEBAS DIAGNOSTICAS ¿QUÉ SIGNIFICA REALMENTE ‘NEGATIVO’ EN UNA PRUEBA DE CORONAVIRUS?

No existe una prueba que pueda determinar definitivamente si alguien que contrajo el coronavirus sigue siendo contagioso. «No tenemos una prueba de curación y no tenemos una prueba de infecciosidad”.
Los expertos han criticado la dependencia excesiva de la administración en las pruebas para mantener al coronavirus fuera del círculo íntimo de cualquier paciente, prima el criterio clínico. Y un resultado negativo en una prueba no garantiza necesariamente un resultado negativo en otra. Pero los resultados obtenidos de una prueba de laboratorio, que utiliza una técnica más lenta pero más precisa llamada reacción en cadena de la polimerasa, o PCR, muestran mas precisión a la hora de confirmar la sospecha diagnostica del medico, pero su sensibilidad y especificidad no es mayor al 78%, además depende mucho del momento de la toma.
Muchos tipos de pruebas de PCR y de antígenos para el coronavirus han recibido luz verde de la Administración de Alimentos y Medicamentos. Pero el cultivo viral y las sondas para ARN subgenómico no son actualmente parte del kit de herramientas de prueba estándar.
Las pruebas basadas en PCR son algunas de las muchas entre un conjunto de las llamadas pruebas moleculares, que buscan material genético exclusivo del coronavirus. Estas pruebas incluyen un paso de amplificación, en el que el material genético se copia una y otra vez hasta que alcanza niveles detectables, revelando incluso cantidades muy pequeñas del virus.
Algunas pruebas basadas en PCR también pueden dar una indicación de la cantidad de virus que permanece en el cuerpo, un número llamado umbral del ciclo, o CT, que aumenta a medida que el virus se vuelve más escaso.
Los investigadores han tenido problemas para hacer crecer el virus a partir de muestras tomadas de personas cuyas pruebas de PCR superan los 30 grados . Pero existen excepciones a esta tendencia, y las lecturas del umbral de ciclo a menudo son inconsistentes entre los diferentes tipos de pruebas basadas en PCR, e incluso entre los laboratorios que utilizan la misma prueba.
«No podemos decir, ‘Un valor de CT de 34 no hace que alguien sea infeccioso’ en todos los ámbitos». «No es una respuesta universal».
Pruebas como rápidas de antígenos, por otro lado, son pruebas de antígenos, que buscan fragmentos de proteínas o antígenos producidos por el coronavirus. A diferencia de las pruebas basadas en PCR, las pruebas de antígenos no incluyen un paso en el que amplifiquen sus objetivos, lo que las hace más rápidas y convenientes, pero menos confiables para encontrar el virus cuando hay poca abundancia. Se cree que algunas pruebas basadas en PCR son miles de veces más sensibles que las pruebas de antígenos.
Por lo tanto, es muy posible ser antígeno negativo pero PCR positivo, sin dejar de albergar el virus en el cuerpo.
Las pruebas rapidas tiene autorización de emergencia de la FDA, pero solo cuando se administra dentro de los siete días posteriores al inicio de los síntomas . Los investigadores aún no saben cómo funcionará la prueba en personas fuera de esta ventana.
Tanto las pruebas de PCR como las de antígenos tienen otra limitación: buscan trozos de la anatomía del virus (restos del patógeno) y no pueden determinar si el virus todavía está activo. Algunas personas que han sido infectadas por el coronavirus pueden registrarse como PCR positivas durante semanas, incluso meses, después de que ya no sean contagiosas o estén enfermas , simplemente porque las pruebas están detectando recuerdos inofensivos de una infección pasada. “Tampoco es una medida de virus vivo real”.
Ahí es donde entra el cultivo viral. Los científicos pueden tomar una muestra de las vías respiratorias de una persona y luego tratar de persuadir al coronavirus para que infecte células en un laboratorio. Pero estos procedimientos no están ampliamente disponibles para el público, porque deben ser realizados en una instalación de alta contención por personas específicamente capacitadas para trabajar con patógenos mortales.
Estas restricciones han llevado a varios científicos a experimentar con pruebas basadas en PCR que buscan específicamente ARN subgenómico como posible proxy del virus activo . El ARN subgenómico es un tipo de material genético que se produce solo después de que el coronavirus ha infectado una célula humana. Por lo tanto, el compuesto puede actuar como una especie de baliza molecular que puede alertar a los investigadores sobre un virus que ha comenzado a reproducirse, sin la necesidad de desarrollar el patógeno peligroso.
Ni el cultivo viral ni las pruebas de ARN subgenómico están aprobados para un uso generalizado. Los investigadores que realizan estos estudios pueden no realizar sus experimentos de la misma manera, lo que dificulta la interpretación de los resultados sin más información sobre cómo y quién los obtuvo.
Las pautas publicadas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades estipulan que los síntomas, y la sospecha clínica del medico, mas no los resultados de las pruebas, deben ser el principal motivador para terminar con el aislamiento de una persona. Las personas con Covid-19 leve o moderado deben aislarse durante al menos 10 días después de que comiencen los síntomas. Esa línea de tiempo podría extenderse hasta 20 días si sus síntomas son graves.
Antes de aconsejarle a alguien que ponga fin a su aislamiento por Covid-19, «Me gustaría saber acerca de sus síntomas”. Si bien la información sobre las pruebas no estaría de más, esos datos deben considerarse secundarios a cómo se siente el paciente. De lo contrario, las pruebas podrían no solo ser inútiles,