17 junio, 2021

Información de Manizales, Caldas y Colombia para el mundo

Avanza sinergia entre la Secretaría de Infraestructura y Corpocaldas para encontrar solución definitiva en el brillante.

En compañía del Director de Corpocaldas, una comisión de la Secretaría de Infraestructura se desplazó hacia El Brillante, en el kilómetro 28 del tramo vial departamental de tercer orden La Lutaima-San Bartolomé-Pácora, lugar en el que son recurrentes los deslizamientos debido a la inestabilidad geológica que genera el sistema de fallas Romeral, que atraviesa varios sectores erosivos de alta complejidad en Caldas.
 
En agosto de 2020, en un recorrido de 1 kilómetro por la zona circundante a El Brillante, se evaluó la opción de abrir una carretera que se alejara al menos 400 metros de la parte más alta de la falla, toda vez que si no se hace una intervención definitiva, el terreno seguirá remontando y ocasionando daños. En esa ocasión, la caminata organizada por la Secretaría de Infraestructura contó con presencia del Alcalde de Pácora, concejales y habitantes del municipio.
 
Se determinó dialogar con vecinos de la vía para obtener el permiso necesario para utilizar el camino ancestral y trazar una carretera con los equipos que permanecen de tiempo completo en El Brillante. La maquinaria constantemente realiza terraceo, retira los taponamientos y habilita el paso en el sitio; sin embargo, desde el pasado 12 de marzo hay cierre temporal mediante el decreto 0086, debido a la pérdida de hasta el 50% del ancho normal en la vía.
 
Conceptos técnicos
Juan David Arango Gartner, Director de Corpocaldas, señaló que los procesos erosivos en El Brillante involucran cerca de 70 hectáreas. “Hemos realizado un trabajo d planificación con la Secretaría de Infraestructura, verificando sobretodo el comportamiento de las aguas superficiales. Hemos planteado soluciones principalmente soportadas en la naturaleza que seguramente ayudarán a recuperar ambientalmente la zona”, indicó.
 
Posteriormente el grupo se dirigió a Salón Rojo, donde hace dos semanas se demolió el puente en el K2+800 del tramo vial departamental de tercer orden El Cruce – Salón Rojo – La Paila (Aranzazu). Está habilitado un paso provisional en el lugar; sin embargo, hay problemas de erosión superficial, deslizamientos y problemas de captación, conducción y entrega de aguas superficiales.
 
En el lugar, el Director de Corpocaldas sostuvo que “antes de acometer las obras civiles hay que hacer manejo de aguas antes y después de la estructura, recuperar ambientalmente la zona con coberturas vegetales y una vez solucionado esto, proceder al tema de infraestructura vial para facilitar el tránsito de vehículos en esta zona del norte de Caldas”.
 
“Creo que el trabajo ha sido muy fructífero, sobretodo el ejercicio de interinstitucionalidad coordinada que nos permite desde el sector ambiental y vial, brindar soluciones conjuntas que dan sostenibilidad y permiten el desarrollo a través de las vías en el norte de Caldas”, puntualizó Arango Gartner.