18 septiembre, 2021

Información de Manizales, Caldas y Colombia para el mundo

Murió Alí Humar, reconocido actor y director colombiano.

En la mañana de hoy martes 28 de julio de 2021, la familia del actor y director Alí Humar confirmaron su fallecimiento tras una lucha intensa contra el coronavirus. 

FAMILIA HUMAR JARAMILLO
SE PERMITE COMUNICAR QUE:

Con profundo dolor informamos que hoy murió ALÍ HUMAR G,. a los 76 años de edad, a causa de un paro cardiorrespiratorio y después de batallar con una enfermedad pulmonar aguda agravada por el COVID-19 y a pesar de contar con su esquema de vacunación.

Su esposa Guiomar, sus hijos Fabio y Valentina, agradecen de corazón todas las expresiones de afecto de familiares, amigos y colegas que han enviado mensajes de solidaridad con esta triste noticia.

Agradecemos, especialmente, al personal médico de la Fundación Santa Fé de Bogotá por su profesionalismo, su calidad humana y la atención especial recibida para Alí en todo momento.

Alí Humar, actor, director, presentador de teatro y de la televisión en Colombia, ha dejado un legado humano y profesional que tendremos presente en nuestro hogar y que se quedará en el corazón de quienes fuimos testigos de su innegable amor por la cultura

Hijo de padre palestino y madre colombiana, Humar se inició en el mundo del teatro, vinculándose a finales de la década de 1960 al grupo de teatro de Santiago García en la ciudad de Bogotá. En 1969 integró el elenco de la serie de televisión Candó, hecho que se convertiría en su primera experiencia en una larga y fructífera carrera en la televisión colombiana.​ En la década de 1970 siguió ligado a la televisión como actor y como director, apareciendo en el reparto de producciones como La herenciaLa feria de las vanidades y La abuela.

En la década de 1980 decidió enfocarse de lleno en la dirección. En 1984 dirigió Los cuervos, serie de misterio escrita por Julio Jiménez que obtuvo una gran aceptación de parte del público colombiano. Tres años después dirigió Lola calamidades, producción nuevamente escrita por Jiménez y protagonizada por Nórida Rodríguez y José Luis Paniagua. En la década de 1990 continuó dirigiendo producciones de televisión, de las que se destacan Herencia maldita (1990), Señora Isabel (1993), Copas amargas (1996), Castillo de naipes (1998) y Tabú (1999).

En el año 2002 fue invitado por Bernardo Romero Pereiro a integrar el reparto como actor de la telenovela Siete veces Amada, oferta que tardó en aceptar debido a que no actuaba desde finales de la década de 1970.​ En 2008 regresó a las pantallas como actor en la serie Sin senos no hay paraíso, donde interpretó el papel de Pablo Morón. En la misma década se convirtió en el director del popular programa de humor Sábados felices, cargo que ocupó hasta 2019.